Autolotería en San Isidro, una propuesta divertida y segura

El ruido de las bocinas es ensordecedor. Un sonido similar al que se vive en un embotellamiento en plena hora pico en microcentro. Sin embargo, en esta ocasión, todo es distinto. Abunda el sol, el río está de fondo y las bocinas son de festejo porque Marta acaba de cantar Bingo.

La Autolotería, una propuesta inédita del Municipio de San Isidro, ya está en marcha en Puerto Libre, el predio ubicado en Sebastián Elcano 2340, Martínez, donde funciona el programa “Juventud Prolongada” al que asisten miles de adultos mayores.

“Realmente estamos muy felices de poder reinventarnos y llevar a cabo esta actividad que no solo es segura para nuestros adultos mayores sino que les da la posibilidad de reconectarse socialmente”, expresa Antonio De Pascua, director de Tercera Edad, que que más adelante sumará distintos juegos y autocine con películas argentinas. 

Y subraya: “Si bien la pandemia nos obligó a suspender toda actividad presencial, nunca nos desconectamos de nuestros adultos mayores. Siempre estuvimos a su lado ya sea a través de una vacuna, alimentos, enseñándoles a utilizar distintas tecnologías y aplicaciones para que puedan estar en contacto en estos tiempos de distanciamiento”.

Previo al juego, cada participante debe cumplir con el protocolo sanitario que está dividido en distintas postas. En primer lugar, al ingresar al predio, el personal a cargo de la organización se encarga de tomarle la fiebre y brindarle alcohol en gel a cada asistente. Luego, en otra posta, reciben los cartones desinfectados para jugar y son derivados al sector para estacionar el vehículo. Además, se les informa la metodología del juego y que solo podrán salir de sus vehículos para ir al baño, todo correctamente controlado por los organizadores.

Alrededor de 50 automóviles participan de la lotería, los cuales solo pueden estar integrados por personas que estén conviviendo en un mismo hogar. Además, el estacionamiento está delimitado para que haya una distancia de 2,50 metros entre cada vehículo.

Junto a su marido Oscar, María Rosa Benítez no puede disimular su alegría: “Esto es increíble, me parece una idea estupenda. Uno juega desde su auto y en caso de ganar o querer consultar algo lo hace a través de unos llamadores de colores que sacamos por las ventanillas. Es seguro y muy divertido. No tengo más que palabras de agradecimiento”.

Con sus cartones en mano, Heriberto Bluhm asegura: “La organización es excelente. Después de tanto tiempo encerrado me parece una idea maravillosa para que podamos divertirnos pero con la tranquilidad de hacerlo en un ambiente seguro”.

Para participar, es necesario inscribirse previamente al 4580-3122 o 4580-3123. Además del protocolo sanitario de la organización, se deberá concurrir con barbijo tapabocas y alcohol en gel.