San Isidro desarrolla equipamiento para cuidar al personal de salud

Cada día, el personal de salud de todo el mundo lucha cara a cara con el coronavirus para contenerlo y salvar vidas. Más allá de las capacidades y esfuerzo individuales, es de vital importancia que cuenten con herramientas que garanticen su seguridad y salud, para que puedan seguir batallando en primera línea durante esta crisis.

Siguiendo esa línea, el municipio de San Isidro desarrolló equipamiento para cuidar a todo el personal de salud. Desde el inicio de la pandemia, adaptó y mejoró la estructura edilicia de su sistema sanitario con nuevos módulos y salas de aislamiento, y sumó distintas herramientas para atender y testear a los pacientes sin un contacto que perjudique la salud de quien brinda la atención.

Mientras el virus avanzaba, el ingenio también tomaba cuerpo: ambulancias especiales para hisopado, módulos de desinfección, cabinas para realizar testeos sin contacto, son algunos de los equipos que adaptó o creó el municipio para la protección de médicos, enfermeros, camilleros y todo el personal sanitario.

“Nuestra prioridad está en cuidar a quienes nos cuidan. Hicimos y seguimos haciendo un esfuerzo muy grande para garantizar la seguridad de nuestro personal y pacientes. Por supuesto, con la enorme ayuda de empresas, ONG y cientos de vecinos que colaboraron y donaron todo tipo de equipamiento e indumentaria”, destacó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.  

Si bien la pandemia sigue y aún queda camino por recorrer, las cifras hablan de la efectividad de las medidas que tomó este municipio: sobre 2200 trabajadores de salud solamente 3 médicos se contagiaron en los centros de atención municipales.

Junto al paciente pero de forma segura

San Isidro implementó cabinas de testeo e intubación diseñadas para evitar el contagio al momento del manejo de la vía aérea del paciente. Un sistema sumamente efectivo que también se adaptó a las ambulancias del distrito. Consiste en una mampara de policarbonato con guantes que le permite al profesional realizar cualquier maniobra sin quedar expuesto durante el operativo, como estornudos o tos, algo frecuente durante el proceso. 

A esto, se suman las cabinas sanitizantes, instaladas en los tres hospitales municipales, donde el personal de salud elimina cualquier resto de partícula de Covid-19 a través de una pulverización.