San Isidro recibió una importante donación anónima de camas para internación

En medio del difícil contexto actual debido a la pandemia, las historias de solidaridad y gestos de amor aparecen como una gran fuente de energía para seguir luchando contra el coronavirus.

En la última semana, el personal del Hospital Central de San Isidro se sorprendió con la donación de 15 camas totalmente equipadas de internación enviadas por un vecino anónimo.

“Realmente estamos muy felices por recibir estas camas de excelente calidad. Estos gestos llenan el corazón y no tenemos más que palabras de agradecimiento”, expresó Raúl Croce, director de Internación del Hospital Central.

Las camas son manuales y están equipadas con todo lo necesario para la atención y comodidad tanto del paciente como del personal médico encargado de transportarlas y maniobrarlas.

En la actualidad, serán destinadas al sector de pacientes con Coronavirus pero una vez finalizada la pandemia se distribuirán en otros sectores que requieran su utilidad.

Si bien el donante decidió permanecer en el anonimato, Débora Egea, jefa del Servicio de Urología del Hospital Central, contó: “Yo atendí a un paciente y esto llegó en forma de agradecimiento por parte de un familiar de esta persona. Es un gran gesto de amor que no solo ayuda al personal médico sino también a muchas personas que serán atendidas. Estas acciones nos llenan de alegría y fuerzas para seguir adelante”.